EL GRAN LIBRO DEL BICENTENARIO “El Cura Juan Fernández de Sotomayor y los Catecismos de la Independencia”

6/13/2017

Editorial Planeta Colombia S.A.  2010. ISBN 13: 978-958-42-2542-9, ISBN10: 958-42-2542-1 Pág. 179-202

 

ÍNDICE

 

Autores............................................................................................... 13

Prólogo

Juan Manuel Santos, Presidente  de la República de Colombia........................................................................................... 21

 

Presentación

María Cecilia Donado García................................................................................................. 25

 

¿Y el florero? Notas del compilador

Juan Carlos Torres Cuéllar..................................................................................................29

PRIMERA PARTE

ANTECEDENTES................................................................................. 33

 

Capítulo 1

UNA REVOLUCIÓN INESPERADA (Palabras de bienvenida)

Rodolfo Segovia Salas.................................................................................................... 35

 

Capítulo 2

CIENCIA Y POLÍTICA EN EL PERIODO DE LA INDEPENDENCIA

EN EL NUEVO REINO DE GRANADA

Mauricio Nieto Olarte.................................................................................................. 39

 

Capítulo 3

EL MEMORIAL DE AGRAVIOS

Pablo Rodríguez Jiménez............................................................................................... 59

 

Capítulo 4

LAS REVOLUCIOMES AMERICANAS EN EL CONTEXTO ATLÁNTICO

Anthony McFarlane........................................................................................... 71

 

Capítulo 5

EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO DEL 10 DE AGOSTO

DE 1809 EN QUITO

Alonso Valencia Llano.................................................................................................. 81

 

 

SEGUNDA PARTE

 

¿QUÈ PASÓ CON LOS NEOGRANADINOS EN EL PROCESO

DE INDEPENCIA?................................................................................ 91

 

 

Capítulo 6

LAS EXPERIENCIAS POLÌTICAS DE LOS NEOGRANDINOS

DURANTE  LA PRIMERA  REPÙBLICA

Armando Martínez Garnica.............................................................................................. 93

 

Capítulo 7

EJÈRCITO Y GUERRA EN LA NUEVA GRANADA REVOLUCIONARIA

(1810-1821)

Clement Thibaud............................................................................................. 113

 

Capítulo 8

LA INDEPENDENCIA DE AMÉRICA LATINA Y LA ESPAÑA DEL

SIGLO XIX: LIBERALES Y CONSERVADORES ANTE LA GUERRA

Juan Marchena Fernández........................................................................................ 123

 

Capítulo 9

LAS GUERRAS DE INDEPENCIA EN PASTO

Jairo Gutiérrez Ramos................................................................................................ 147

 

Capítulo 10

EL ALZAMIENTO INDÌGENA DE MAYO DE 1769 EN LA PENÍNSULA

DE LA GUAJIRA Y SU LUGAR EN LA HISTORIA Y LA MEMORIA

DE COLOMBIA

Weildler Guerra Curvelo............................................................................................. 155

 

Capítulo 11

PARTICIPACIÓN DE LA PROVINCIA DE SANTA MARTA

EN EL PROCESO INDEPENDISTA

Steinar A. Saether.............................................................................................. 163

 

Capítulo 12

PARTICIPACIÓN DEL CARIBE EN EL PROCESO INDEPENDISTA

Aline Helg................................................................................................... 169

 

Capítulo 13

EL CURA JUAN FERNÁNDEZ DE SOTOMAYOR Y LOS

CATECISMOS DE LA INDEPENDENCIA

Javier Ocampo López................................................................................................. 179

 

 

TERCERA PARTE

 

¿CÓMO SE DEBATÓ LA NUEVA GRANADA?........................................................................................ 203

 

Capítulo 14

SUFRAGIO Y REPRESENTACIÒN EN LA PATRIA PRIMERA

David Bushnell............................................................................................ 205

Capítulo 15

¿QUIÉNES PENSARON LA REPÚBLICA?

Víctor Manuel Uribe-Uràn.................................................................................................. 215

 

Capítulo 16

CUANDO EL HERMANO SE HACE ENEMIGO: RENEGACIÓN

DE ESPAÑA E INVENCIÒN DE LO AMERICANO EN LA

NUEVA GRANADA (1809-1826)

Georges Lomné............................................................................................... 235

 

 

CUARTA PARTE

 

¿QUÈ SE GANÓ Y QUÉ SE PERDIÓ?............................................................................................ 247

 

Capítulo 17

¿QUÈ SE GANÓ Y QUÉ SE PERDIÓ LA ECONÓMIA DE LA NUEVA

GRANADA CON LA INDEPENDENCIA?

Adolfo Meisel Roca................................................................................................... 249

 

Capítulo 18

¿QUÈ SE GANÓ Y QUÉ SE PERDIÓ CON LA INDEPENDENCIA

EN EL CARIBE COLOMBIANO?

Gustavo Bell Lemus................................................................................................ 259

 

Capítulo 19

¿QUÈ SE GANÓ Y QUÉ SE PERDIÓ CON LA INDEPENDENCIA

DESDE LA PERSPECTIVA SOCIAL?

Inés Quintero Montiel............................................................................................. 267

 

Capítulo 20

¿CÓMO CAMBIARON LAS RELACIONES RACIALES

EN EL PROCESO DE INDEPENDENCIA?

Marixa Lasso................................................................................................. 273

 

Capítulo 21

¿PARA QUÉ SIRVE SU BICENTENARIO?

Malcolm Deas................................................................................................... 279

 

Capítulo 22

EL FUTURO DE NUESTRO PASADO: HISTORIA,

MEMORIA Y NACIÒN

Javier Ortiz Cassiani............................................................................................. 285

 

 

QUINTA PARTE

 

CONTEXTO INTERNACIONAL.............................................................................. 297

 

Capítulo 23

LA INDEPENDENCIA DE MÈXICO

Virginia Guedea.............................................................................................. 299

 

Capítulo 24

LA INDEPENDENCIA DE COLOMBIA EN LA HISTORIA MUNDIAL

Felipe Fernández-Armesto........................................................................................... 307

 

Epílogo

DOS SIGLOS DE CONSTRUCCIÓN DE PATRIA SUPERANDO

EL SINO DE LA VIOLENCIA

Álvaro Uribe Vélez................................................................................................. 321

 

 

 

 

 

PRESENTACIÓN

 

 

María Cecilia Donado García

Ex alta consejera presidencial para el Bicentenario de la Independencia

 

 

La independencia no es una fecha. La independencia no es un evento que se conmemora y que luego se olvida hasta el próximo aniversario. La independencia no es sólo un recuento de batallas y gestas heroicas. La Independencia es un proceso de construcción de identidad que comenzó hace más de dos siglos, que elaboramos y reforzamos todos los días, y que aún hoy nos interpela y nos obliga a trabajar por sostener sus valores y su esencia.

 

La independencia es el germen y el espíritu de una nación, de nuestra nación colombiana, que ha crecido y progresado con altas y bajas, atravesando épocas difíciles, guerras internas, avances y retrocesos democráticos, triunfos y derrotas, hasta llegar a ser lo que somos, ese enamoramiento y ese dolor, ese “acto de fe” – como diría algún personaje de Borges – que significa ser colombiano.

 

Desde cuando asumimos en la Alta Consejería Presidencial para el Bicentenario de la Independencia, por iniciativa del presidente Álvaro Uribe, el desafío maravilloso de celebrar los doscientos años del día oficial  de nuestra independencia, entendimos que ésta tendría que ser una ocasión para unir a los colombianos en torno a nuestro camino de construcción nacional, a nuestros sueños comunes y a nuestra diversidad  y multiculturalidad, que en lugar de separarnos nos enriquecen.

 

Lo que ocurrió en Santafé de Bogotá una tarde de julio de 1810 es, sin duda, memorable y marca un hito histórico que hemos aceptado como la hora cero de nuestra independencia, pero todos sabemos- mucho más los expertos que se reúnen en este encuentro- que lo que ocurrió entonces forma parte de una cadena  de sucesos previos y posteriores que confluyeron, en una época propicia, para que terminara el Virreinato de la Nueva Granada y surgiera la República de Colombia.

 

Entre ellos podemos citar la Ilustración; la Revolución francesa y la independencia de los Estados Unidos; la revolución de los comuneros; la pretendida “Conspiración de los pasquines”; la invasión  napoleónica a España; el Memorial de agravios; la constitución de juntas autónomas en Montevideo, Chuquisaca, La Paz y Quito; los levantamientos pioneros en Cartagena, Santiago de Cali, Pamplona y Socorro; el acta de independencia de Cartagena; la campaña libertadora, con las batallas emblemáticas del Pantano de Vargas y el Puente de Boyacá, y tantos otros hechos y circunstancias que conformaron ese arduo y apasionante proceso al que llamamos independencia.

 

Nuestro propósito en la Consejería fue el de hacer partícipes a los colombianos del siglo XXI de dicho proceso, que forman parte de nuestra memoria colectiva, con su significado no sólo histórico sino también  actual, porque la historia únicamente cobra  sentido para las nuevas generaciones cuando se estudia y se recrea desde el presente, entendido que hoy somos lo que ayer decidimos ser.

 

Doscientos años parecen muchos, pero son apenas cuatro, cinco o seis generaciones las que nos separan a los colombianos de la actualidad de aquellos que participaron en los eventos de esos días decisivos: de Galán, de Beltrán y de Santos; de Nariño y de Zea; de Torres y de Acevedo; de Caldas y de Lozano, de Córdova y de Sucre; de Santander y de Bolívar. Esos íconos de nuestra historia viven en nosotros, no sólo en el recuerdo, no sólo en los billetes, en los museos, en los nombres de las regiones que los honran  o en los libros de texto. Viven también en nuestra sangre y en el espíritu de nuestra libertad, que seguimos  defendiendo, como ellos, a capa y espada.

 

Si nos hemos propuesto recordar la historia, entender la historia  y hacerla nuestra, conocer los efectos de la historia, es porque sabemos que a través de la memoria y el análisis del pasado podemos comprender nuestro presente y enfilar, con mejores herramientas, por el camino del porvenir.

 

El Encuentro Internacional con Nuestra Historia, que tuvo lugar en Cartagena entre el 21 y el 23 de octubre de 2009, fue la realización de un sueño que nos planteamos desde un comienzo en la Consejería para el Bicentenario y en la Comisión de Honor que orienta  los proyectos que realizamos. Fue, sin duda, un evento capital dentro de las celebraciones del Bicentenario – el más importante del año preliminar a éste – y lo fue porque nos dio la oportunidad de entablar un diálogo al más alto nivel académico sobre el significado pasado, presente y futro de nuestro proceso de independencia.

 

No exagero si digo que este encuentro es la mayor reunión de historiadores y de expertos en otras áreas del conocimiento humano que se haya realizado no sólo en Colombia sino en el continente sobre el tema de nuestra independencia, sus raíces y sus consecuencias. Cerca de treinta conferencistas y panelistas, la mitad de ellos venidos del exterior, de países como España, Estados Unidos, Francia, México, Noruega, Panamá, el Reino Unido, Suiza y Venezuela, y la otra mitad representantes de lo más excelso de la academia colombiana, conformaron un equipo de lujo que aportó nuevas luces sobre el proceso de independencia de nuestro país.

 

En el curso de tres días surgieron respuestas y a la vez inquietudes sobre temas como: ¿Por qué nos independizamos? ¿Qué paso con los neogranadinos en el proceso de independencia? ¿Cómo se debatió la Nueva Granada? ¿Y qué se ganó y qué se perdió?

 

El escenario no pudo ser mejor. Cartagena de Indias es, ella misma, testigo viva de los tiempos pasados, no sólo de la independencia, sino también de la Colonia, cuyos vestigios se encuentran maravillosamente conservados a cada paso que damos. Caminar por esta magnífica ciudad amurallada es caminar por la historia de Colombia y de América. También debo resaltar el acogedor escenario en el que se desarrolló este encuentro: el bellamente restaurado teatro Adolfo Mejía – antes teatro Heredia- construido sobre las ruinas de la antigua iglesia de la Merced e inaugurado como  teatro en 1911, precisamente para celebrar  el centenario del Acta de Independencia de Cartagena. Qué afortunada coincidencia haber podido realizar allí, casi un siglo después, este encuentro que nos ha dejado enseñanzas y reflexiones pero también positivas inquietudes.

 

Porque de eso se trata la historia: más que fijar posiciones unívocas sobre los hechos del pasado, busca generar espacios de debate sobre los tiempos pretéritos que iluminen el hoy y nos guíen en la construcción del mañana. La historia no es, por fortuna, una ciencia exacta, sino sujeta a interpretaciones y discusiones que la enriquecen todos los días. Porque se ocupa del hombre, y el hombre es un material maleable, con memoria frágil y muchas veces selectiva, alentado por pasiones y sueños, que no se puede reducir a fórmulas precisas ni encasillar en versiones oficiales.

En este encuentro hallamos muchísimas respuestas, pero también descubrimos  infinidad de preguntas que antes no nos hacíamos y que nos invitan a seguir indagando, a seguir descubriendo, a seguir investigando qué nos pasó como pueblo en esos tiempos que rodearon el 20 de julio de 1810 y cómo nos afecta en nuestras vidas actuales.

Debo resaltar que quisimos hacer de este encuentro un foro abierto y participativo, que llegara a la mayor cantidad de personas en nuestro territorio, por lo que las conferencias y paneles fueron seguidos en directo, mediante videoconferencia, por miles de colombianos en las setenta sedes del Servicio Nacional de  Aprendizaje, SENA, en todo el país. No tendría sentido celebrar la independencia de una nación si no se contara con el concurso y la participación de aquellos que son los beneficiarios y herederos de este proceso.

Son muchos, muchísimos, los proyectos y eventos –como el encuentro cuyas ponencias se recogen en estas memorias- que se adelantaron y que se seguirán realizando para los colombianos de 2010 recordemos, el resto de nuestras vidas, que fuimos parte de la celebración del  Bicentenario de nuestra independencia, y que, si hace cien años se habló de la generación “Centenarista”, nosotros hoy somos parte de la generación “Bicentenarista”, consciente de su historia, responsable de su presente y comprometida con la construcción de un país progresista y en paz.

El Bicentenario no es una celebración de unos cuantos interesados en la historia. El Bicentenario es la celebración de más de cuarenta y cinco millones de personas en torno a lo que significa ser colombiano. Es la exaltación de un pueblo que tiene un pasado común para recordar y muchas razones para creer en su futuro.

El libro que hoy se entrega al público es el producto depurado, para la posteridad, de un encuentro que no fue únicamente con nuestra historia sino también con nuestra memoria y nuestra identidad,  en el que pensamos el futuro desde las enseñanzas del pasado. Dispongamos nuestras mentes y corazones, ¡y que hable la historia!

     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2017 Javier Oampo López Ph.D

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now