GRANDES CULTURAS INDÍGENAS DE AMÉRICA.

6/13/2017

Bogotá, Plaza & Janés, Editores Colombia S.A., 2007. ISBN: 958-14-0368-4.  238 págs.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONTENIDO

 

Introducción ............................................................................................................ 11

 

Capítulo I
LOS ORÍGENES DE LAS CULTURAS
INDÍGENAS AMERICANAS..................................................................................... 19

 

Capítulo II
LA CULTURA AZTECA ............................................................................................................ 55

 

Capítulo III
LA CULTURA MAYA ........................................................................................................... 115

 

Capítulo IV
LA CULTURA INCA ........................................................................................................... 155

 

Capítulo V
CULTURA CHIBCHA O MUISCA............................................................................................. 189

 

BIBLIOGRAFÍA GENERAL DE LAS GRANDE CULTURAS INDÍGENAS AMERICANAS      ............................................................................  236

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

 

En la Historia de la Humanidad han existido sociedades que se distinguen por su creatividad espiritual y material. Son pueblos que han dado respuesta positiva a los retos del medio geográfico y que han creado su propia cultura, la cual es valorada por sus adelantos contribuciones y aportes a la Cultura Universal. Destacamos las grandes culturas: china, india, egipcia, Persia asiria, fenicia, griega, romana, árabe, europea y las grandes culturas indígenas americanas: azteca, maya, inca, chibcha y de otros lugares del mundo sociocultural.

 

Los culturologos e historiadores de las culturas señalan que las sociedades llegan al pináculo de la alta cultura, cuando sus gentes superan la creatividad espiritual y material para el adelanto y progreso de sus pueblos. Y alcanzan la civilización, cuando llegan a su máximo esplendor y progreso; cuando sus grandes hombres perfeccionan el conocimiento, las ciencias, las artes, las humanidades, la tecnología y construyen las grandes ciudades que son sus capitales (cívitas), como fuero los casos de Babilonia, Atenas, Esparta, Alejandría, Roma, Florencia, París, Londres, Madrid, Nueva York, Washington, Pekín, Tokio y en América Indígena, las ciudades de Cuzco, Tenochtitlán, Chichén Itzá y otras megápolis. Su grandeza civilizatoria y su poder de expansión, las llevan a conquistar y dominar otras regiones del mundo que se convierten en colonias y en pueblos conquistados y dominados. Un caso fue el de Alejandro Magno y su expansión con la Cultura Helénica a los pueblos de Europa y Asia hasta la India; Roma que conquistó los pueblos del Mediterráneo Egipto y los pueblos asiáticos hasta la India; Europa que conquistó a América y el Mundo en los siglos XVI, XVII y XVIII, en lo que se ha llamado “la europeización mundial”. España, pueblo representativo de Europa y de la Civilización Occidental Cristiana, conquistó y colonizó en el “Nuevo Mundo” o América, las tierras y pueblos que conformaron los países hispanoamericanos. Inglaterra que conquistó y colonizó las tierras y pueblos que hoy sin los Estados Unidos; Francia en Canadá; Portugal en Brasil y otros pueblos europeos que colonizaron diversas regiones del mundo.

 

Cuando las culturas llegan a la civilización en su máximo esplendor, se da importancia a la consolidación de las grandes ciudades; se crean y se fortalecen en plenitud todas las formas del conocimiento, y con su poder de expansión, se busca la dominación de otros pueblos por conquista y colonización, sin embargo, con el máximo esplendor, se inicia internamente la decadencia y con ella la pérdida de su fuerza civilizatoria, que con los factores recurrentes de oposición, la llevan a su destrucción y al surgimiento y vigencia de nuevas culturas y civilizaciones en su proceso histórico.

 

La cultura es creatividad. La creatividad espiritual y material de un pueblo. La cultura es el conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo científico, artístico, religioso, económico, industrial, político, social etc., de una sociedad en su conjunto o en una época determinada. La civilización es el máximo grado de la cultura; es el estadio cultural propio de las sociedades humanas más avanzadas por el nivel de su ciencia, artes, ideas y costumbres.

Cuando los pueblos vencen las hostilidades de los desiertos, como los árabes; las dificultades para obtener el agua en las mesetas, como los persas, los aztecas, mayas e incas, además los problemas de las culturas mesetarias. Cuando llegan a solucionar los problemas de los grandes ríos como el Nilo en Egipto, Tigris y Éufrates en Mesopotamia, Ganges e Indo en la India, Yang Tse Kiang (Río Azul) y Hoangho (Río Amarillo) en China, para poner los diques y hacer los regadíos, que son características de la civilizaciones fluviales. Cuando los pueblos dominan los problemas de la navegación en los mares para el transporte marítimo y el comercio, como los fenicios, griegos y romanos en el mar Mediterráneo, y los europeos en el Océano Atlántico, características de las civilizaciones marítimas, que son problemas del medio natural, la superación se hace a través de la creatividad humana que domina y llega a grandes soluciones que alcanzan alta distinción en los anales de la cultura mundial. Esa superación y dominación de los problemas, lleva a la creatividad material y espiritual, o sea, la cultura y a su máximo esplendor, la civilización.

 

¿Y cuándo surgen las grandes culturas y civilizaciones? Algunos filósofos de la historia, destacando entre ellos a los culturólogos: el ruso Nicoái Danilevski (1822-1885), en su obra Rusia y Europa; el alemán Oswald Spengler (1880-1936), en su obra Decadencia de Occidente; el historiador británico Arnold Toynbee (1869-1975), en su obra Estudio de la Historia; el culturólogo alemán Alfred Weber, en su obra Historia de la cultura; el historiador francés Fernando Braudel (1902-1985), autor de la obra Las Civilizaciones Actuales; el sociólogo brasileño helio Jaguaribe, en su obra Un estudio crítico de la historia, entre otros, señalan que las culturas tienen un nacimiento, crecimiento, desarrollo, alto novel civilizatorio y expansión a otros mundos por conquista y colonización. Las culturas nacen y se desarrollan cuando los pueblos se esfuerzan por su creatividad espiritual y material y superan los problemas de su entorno; nacen cuando las sociedades con espíritu creador, se enfrentan a los grandes desafíos. Cuando las minorías creadoras y dirigentes, con el apoyo de las grandes masas, imprimen una fuerza socio-cultural creadora o de “sinergia” que lleva a la grandeza cultural.

 

Las civilizaciones y culturas entran en decadencia cuando no hay creatividad y se va acabando el dinamismo. Cuando se llega al estatismo y quietud sin ninguna superación. En este proceso histórico de crepúsculo y ocaso, los pueblos que antes fueron creativos y dinámicos entran en la decadencia y con ella, la caída de su civilización. Otros pueblos irrumpen en conquista, y con su fuerza destructiva imponen y establecen su poder y dominación.

 

Las culturas y civilizaciones están ubicadas en espacios determinados y con proyecciones a otros espacios que se obtienen por conquista y colonización. Están representadas por sociedades creativas que llevan muy en alto el constante desarrollo científico y cultural en todas sus dimensiones, y tienen gran progreso económico y social. Utilizan una lengua que es común a todos los pueblos de su jurisdicción y una religión que es acatada por la mayoría de las gentes, sin embargo pueden existir otras religiones. Tienen condicione culturales adecuadas para garantizar autónomamente su autorregulación, y una mentalidad colectiva que se refleja en su concepción del mundo y de la vida, en sus ideas, valores, sentimientos y actitudes, en su identidad y autenticidad y en sus relaciones culturales.

 

Cuando los pensadores griegos fueron creando la filosofía la política, la democracia, la ética, la ciencia, las letras, el teatro la arquitectura clásica y la belleza del arte, fortalecieron su civilización que se expandió a nivel mundial. Los romanos fueron consolidando el derecho, las leyes en la organización del Estado. Los egipcios crearon las bases de la ingeniería, la arquitectura, la agrimensura y demás ciencias para dominar los problemas de las inundaciones del río Nilo. Los fenicios y demás pueblos de las costas del Mar Mediterráneo dominaron las aguas para el transporte marítimo y el comercio. Asimismo, los pueblos de Europa dominaron el Océano Atlántico y conquistaron a los pueblos americanos y al mundo en la llamada “europeización mundial”. Los chinos se caracterizaron por todo lo práctico y lo útil en su pensamiento y acción. La cultura de la India por su misticismo y la meditación. Los árabes por su cultura intermediaria entre Oriente y Occidente. En estos procesos históricos de creatividad cultural encontramos la esencia de la cultura universal.

 

Esta obra tiene por objeto el estudio en síntesis sobre las “Grandes culturas indígenas de América”, que sobresalieron antes de la llegada de los españoles  a partir del siglo XVI; y en especial, las culturas mesoamericanas Azteca y Meya; y las andinas, entre ellas la Inca en su proceso civilizatorio de expansión y la Chibcha o Muisca en la altiplanicie Cundiboyacense de Colombia, en proceso de formación cultural. Para su conocimiento se han utilizado los cronistas de Indias de los siglos XVI, XVII, XVIII, y los aportes de los etnohistoriadores y arqueólogos, cuyas investigaciones científicas, llevaron al verdadero descubrimiento de las altas culturas indígenas americanas, cuyos restos arqueológicos se convirtieron en grandes tesoros del patrimonio histórico de la Humanidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2017 Javier Oampo López Ph.D

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now