EL PADRE ERNESTO REYES SARMIENTO

8/23/2017

Editorial Talleres Gráficos Ltda. Tunja 1994. Autor de la Recopilación Javier Ocampo López. Págs. 404

 

 

 

CONTENIDO

 

Introducción

 

El Padre Reyes.

El ideario bolivariano, patriótico, político, religioso y boyacensita

del Pbro. Dr. Ernesto Reyes Sarmiento............................................... 5

 

Dr. Javier Ocampo López, Presidente de la Academia Boyacense de Historia.

 

El Pensamiento Bolivariano del Padre Reyes

 

  1. Bolívar y la Religión......................................................................................... 19

  2. Bicentenario del Natalicio del Libertador Simón Bolívar.......................................................................................... 53

  3. Ante la Federación de Sociedades Bolivarianas..................................................................................61Boyacá y la Patria Colombiana

 

  1. Boyacá y la Patria Colombiana.................................................................................. 69

  2. El Libertador y la Batalla del Puente de Boyacá.......................................................................................... 77

  3. En el Puente de Boyacá.......................................................................................... 85

  4. Monumentos en el Puente de Boyacá.......................................................................................... 91

  5. La Batalla del Pantano de Vargas......................................................................................... 101

  6. Capitán Antonio Ricaurte, Héroe de San Mateo.......................................................................................... 105

  7. Boyacá y la Libertad...................................................................................... 111

  8. Nuestro Glorioso Boyacá........................................................................................ 117

 

Cristóbal Colón y el Descubrimiento de América

 

  1. Descubrimiento de América...................................................... 123

  2. 12 de Octubre, Fiesta de la Raza................................................ 131

 

Personajes de la Política Colombiana

 

  1. El Doctor y General Próspero Pinzón......................................................................................... 137

  2. La sombra de Laureano Gómez......................................................................................... 143

 

El Padre Reyes y la Historia de los Pueblos Boyacenses

 

  1.  Colaboración de Socha en la Independencia............................................................................ 157

  2. Tunja la imperial ciudad......................................................................................... 165

  3. Tunja, ciudad gloriosa y abatida........................................................................................ 169

  4. Santa Rosa de Viterbo, Villa  Republicana................................................................................ 177

  5. Las Heroínas de Tenza.......................................................................................... 185

  6. En el Cuarto Centenario de Sutamarchán.............................................................................. 189

 

El Padre Reyes y la Historiografía Boyacense

  1. Cayo Leónidas Peñuela....................................................................................... 193

  2. Dr. Ulises Rojas. En los Funerales.................................................................................... 201

  3. La Academia Boyacense de Historia. Bodas de Oro.............................................................................................. 205

 

El Padre Reyes y la Historiografía Religiosa

 

  1. Los Santuarios Marianos  Boyacenses................................................................................. 217

  2. Nuestra Señora del Milagro del Topo............................................................................................ 225

  3. San Pedro Claver y la cuestión social........................................................................................... 233

  4. Primer Centenario de la Diócesis de Tunja........................................................................................... 239

  5. Bodas de Plata de la Diócesis de Duitama y Sogamoso.................................................................................... 251

  6. En la erección de la Diócesis de Garagoa...................................................................................... 257

  7. Inventarios de Objetos Coloniales de Iglesias de Boyacá........................................................................................ 261

  8. La Visita del Santo Padre Juan Pablo II................................................................................................. 325

 

Prelados y el Clero Boyacense y Colombiano

 

  1. Ilustrísimo Señor Ángel María Ocampo....................................................................................... 331

  2. Monseñor Norberto Forero......................................................................................... 334

  3. Monseñor Builes.......................................................................................... 337

  4. Excmo. Señor Crisanto Luque.......................................................................................... 339

  5. Monseñor Augusto Trujillo Arango........................................................................................ 342

  6. Oración Fúnebre por Monseñor Juan Eliseo Mojica......................................................................................... 344

  7. El Grande Arzobispo Manuel José Mosquera.................................................................................... 348

  8. El Padre Enrique Cosyn.......................................................................................... 352

  9. Padre Francisco Mora Díaz O. P.................................................................................................. 353

  10. Padre Ignacio Acevedo S. J................................................................................................... 356

 

Comentarios Religiosos y Políticos

 

  1. “Boletín Diocesano”. Órgano de la Diócesis de Tunja........................................................................................... 359

  2. Reportaje sobre el Congreso Eucarístico de Cali............................................................................................. 360

  3. El problema del Protestantismo.......................................................................... 373

  4. Los Chulavitas........................................................................... 383

  5. Sin combate no hay victoria.......................................................................................385

  6. Las cosas claras......................................................................................... 388

  7. Los casos de Cómbita. Tuta, Santa Bárbara y Soracá........................................................................................ 390

  8. Indiferentismo político?..................................................................................... 396

  9. Tunja, Sede Arzobipal................................................................................... 397

 

 

 

 

 

Introducción

 

EL PADRE REYES

Su Ideario Bolivariano, Patriótico, Religioso y Boyacensista

 

Dr. Javier Ocampo López

Presidente de la Academia Boyacense de Historia

 

 

 

En la evolución histórica de nuestros pueblos existen ilustres personalidades que en sus ideas, sentimientos, opiniones y actitudes, reflejan una concepción del mundo y de la vida que tiene raíces profundas teocéntricas, de larga duración a través de los siglos. Entre ellos destacamos en Boyacá al Presbítero Dr. Ernesto Reyes Sarmiento, muy conocido en esta tierra de la libertad, pues refleja una mentalidad religiosa, patriótica y bolivariana, la misma que se encuentra en forma muy profunda en la psicología colectiva del pueblo boyacense.

 

EL PADRE REYES transmite en su pensamiento los sentimientos y actitudes de la catolicidad y clericalismo, unidos a la emotividad patriótica, republicana y bolivariana de pura esencia boyacensista. Es el sochano religioso, hijo  de un pueblo altivo y fecundo que en su esencia lleva el alma indígena del pueblo chibcha, la mentalidad teocéntrica de la hispanidad católica; el sentimiento patriótico nimbado en la libertad y la independencia, y el espíritu bolivariano y republicano que se transmite en su pensamiento con devoción nacionalista.

 

Algunos aspectos de su vida

 

El Padre ERNESTO REYES SARMIENTO nació en Socha (Boyacá), en la Provincia de Valderrama, el 8 de diciembre del año 1909. Fueron sus padres Don Luis Antonio Reyes y Doña María Antonia Sarmiento, en cuyo hogar cristiano nacieron y se formaron sus hijos Ernesto, Libardo, Hernando y Luis María quien fue Coronel del Ejército; y sus hijas Paulina Reyes de Colbert, Aura y Olga  Reyes de Sarmiento.

 

La Familia Reyes llegó al Nuevo reino de Granada en el siglo XVII, procedente de España. Don Juan Bautista de los Reyes, natural de Burgos llegó en la expedición pacificadora de Don Juan de Borja; comisionados por la Real Audiencia, pacificaron a los indios Pijaos en los primeros años del siglo XVII. La familia Reyes se localizó en las tierras de la antigua Providencia de Tunja, actual Boyacá, en los pueblos entre Socha y Santa Rosa de Viterbo. En la Guerra de Independencia destacamos la participación del prócer General Juan José Reyes Patria, conocido como el Héroe de Gámeza, por su acción heroica en el Combate de Gámeza, el 11 de julio de 1819 y por sus acciones guerreras en la primera mitad del siglo XIX. Asimismo, señalamos la obra del Presidente de la República, General Rafael Reyes, quien gobernó entre los años 1904 y 1909, caracterizados por la concordia y la consolidación nacional. En la familia Reyes a nivel americano, mencionamos la grandiosa obra literaria del mexicano Alfonso Reyes, fecundo escritor ensayista, llamado en el mundo de las letras, “el americano universal”.

 

Por la Línea materna Sarmiento, destacamos también la acción de los Generales de la República, los sochanos Pedro José, Gabriel Antonio, Eugenio y Siervo Sarmiento, quienes participaron en las Guerras Civiles en las filas del liberalismo radical. El  General Pedro José Sarmiento fue Presidente del Estado Soberano de Boyacá en los años 1883, 1884 y 1885; su esposa fue Doña Matilde Lleras, hija del doctor Lorenzo María Lleras. Se recuerda la anécdota de la pulcritud del Presidente de Boyacá, General Pedro José Sarmiento, quien cuando en 1885 no estuvo de acuerdo con el Gobierno Central, renunció a su cargo, entregó las armas, sin aprovechar que estaba en el poder y se fue a la oposición a la Regeneración. Los Generales Sarmiento fueron parientes directos del Padre Ernesto Reyes Sarmiento.

 

Nuestro clérigo sochano hizo sus estudios primarios en Socha; dicen sus familiares que era muy piadoso y tenía vocación para el sacerdocio. Un pariente cercano, el Maestro Carlos Sarmiento lo aconsejó para que siguiera la carrera eclesiástica. En el Seminario de Tunja hizo sus estudios secundarios y eclesiásticos, con la formación religiosa de los Padres  Lazaristas. Entre sus compañeros mencionamos a los seminaristas  Ramón Mojica, Néstor Guarín, Jacinto Vega, Justiniano Machuca y otros; un año después llegó al Seminario su paisano sochano Max Gómez Vergara. Rector del Seminario era el Padre  José María  Potier, francés, quien luego fue Prefecto Apostólico de Casanare. Era Obispo de Tunja, Monseñor Eduardo Maldonado Calvo, quien regentó la Diócesis entre los años 1905 y 1932; le sucedió Monseñor Crisanto Luque, entre 1932 y 1950.

 

En el Seminario de Tunja era Procurador el Padre Martiniano Trujillo. Entre sus mejores profesores, el Padre Reyes recuerda los siguientes: El Padre Enrique Cosyn C. M., francés, de la Comunidad de San Vicente de Paúl, quien lo formó en Derecho Canónico y en Teología Moral. En la oratoria  influyó notablemente el padre González; y el Padre Camaert en griego. Su ordenación sacerdotal fue en mayo del año 1932, de manos de Monseñor Crisanto Luque.

 

Su carrera eclesiástica la inició en la ciudad de Soatá, como Cooperador o Coadjutor  de Monseñor  Cayo Leónidas peñuela, con quien ejerció  su labor sacerdotal  en la parroquia, en los años de 1932 y 1933. En Soatá recibió la influencia de Monseñor  Peñuela, un ilustre eclesiástico  de profunda formación filosófica, política, pedagógica e histórica; su principal obra literaria fue “El Álbum de Boyacá”, un estudio de  investigación sobre la  Campaña Libertadora de 1819. Publicó  además sus obras: “Soata”, “El General Próspero Pinzón”. “Libertad y Liberalismo”, “Filosofismo y Filosofía”, “Los Intransigentes”, “Tratado de Religión o Apologética”, “Nuevo Curso de Historia de Colombia”, “Teoría Uribística” y otras. Monseñor Peñuela influyó mucho en el padre Reyes, especialmente en su bolivarianismo, republicanismo, polemismo filosófico y político y su sentido histórico y apologético.

 

Después de su actividad sacerdotal en Soatá se fue para Roma a realizar sus estudios eclesiásticos de Derecho Canónico en la Universidad Gregoriana, durante tres años, desde 1933 hasta 1936, con profesores italianos y españoles; entre ellos, el padre Reyes recuerda a los Padres Capello y Bidagor; asimismo, recibió orientaciones de quien fue posteriormente el Papa Paulo VI (Giovani B. Montini). Después de culminados sus estudios recibió el Diplomada en Derechos Canónico por la Universidad Gregoriana de Roma.

 

Entre las obras que más influyeron en su formación eclesiástica, el Padre Reyes destaca: Las “Obras  Completas” de Juan Vásquez de Mella y Fanjul, en doce tomos. Las “Obras Completas” del dominio francés Fray Enrique de Lacordaire en 22 tomos. La Colección Panamericana  de Pensadores; la “Enciclopedia Espassa” con 80 volúmenes; las obras completas de Monseñor Cayo Leónidas Peñuela, y en especial “El Álbum de Boyacá” y numerosas obras de Derecho Canónico, religión, moral, Historia de Colombia, el Pensamiento Bolivariano y muchas otras que conforman actualmente su Biblioteca personal. Su formación eclesiástica, histórica y bolivariana es profunda, como así nos lo manifiestan sus estudios, obras, artículos e intervenciones oratorias.

 

Cuando regresó a Colombia fue destinado en su actividad sacerdotal y docente a la ciudad de Tunja en el año 1936. En el Seminario Mayor de Tunja fue vinculado a las Cátedras de liturgia Sagrada e Historia Eclesiástica Colombiana. En el Colegio de Boyacá se vinculó como Profesor de las Cátedras de Filosofía, Apologética y Cátedra Bolivariana.

 

En la Diócesis de Tunja fue nombrado Miembro del Tribunal Diocesano del Provisorato; Maestro  de Ceremonias de la Catedral; Director del “Boletín Diocesano”, la revista oficial de la Diócesis de Tunja y Capellán de las Religiosas Concepciones de Tunja. Fue colaborador de la Revista “El Trabajo” y de los periódicos “El Demócrata”, “El Cruzado” y “Diario El Oriente”. Cuando publicó su estudio intitulado “Bolívar y la Religión”, la Academia Boyacense de Historia lo hizo su “Miembro Correspondiente”. Ingresó a La Academia el 12 de octubre de 1950; su discurso lo tituló “Boyacá y la Patria Colombiana”. En esta institución académica fue Presidente en los años 1957, 1958, 1959 y 1960. Visitó numerosos pueblos y lugares históricos de Boyacá; hizo el inventario de monumentos y objetos históricos en las Iglesias de Boyacá, y se interesó por los concursos históricos para los estudiantes universitarios y de segunda enseñanza.

 

 El Padre Reyes y su Pasión Bolivariana

 

Es un consenso de los bolivarianos de Colombia y Venezuela, que uno de los más grandes y emotivos admiradores del pensamiento y la acción del Libertador SIMÓN BOLÍVAR, es el Presbítero Dr. ERNESTO REYES SARMIENTO, desde Boyacá para el Mundo.

En todos sus escritos, el pensamiento de Bolívar lo trasmite con la pasión emotiva  del historiador romántico. En su Biblioteca particular tiene los mejores libros que se han hecho sobre la vida y la obra de Bolívar. En su residencia particular encontramos el busto del Libertador, realizado por el escultor, Maestro Luis Alberto Acuña. Todo en su vida, en su pensamiento y acción humanística, transmite el espíritu del Padre de la Patria.

 

El Libertador Simón Bolívar es el caudillo americano de mayor dimensión histórica, cuyo ideario es aún vigente en nuestro mundo contemporáneo, ya a las puertas del siglo XXI. Es el caudillo de las masas americanas y el conductor de un pueblo en busca de su independencia, libertad, justicia social y progreso económico y cultural; es el gestor de una sociedad igualitaria y justa para la consolidación de las naciones americanas.

 

En su discurso “El Libertador y la Batalla del Puente de Boyacá”, dio respuesta a un extranjero que le preguntó “¿Por qué quieren tanto los boyacenses a Bolívar?”. Así contestó:

 

“Porque nuestros abuelos escribieron en nuestra tierra, que es la vía sacra de la emancipación, la epopeya más grande a la luz de sus ojos negros, encendidos por el sol de la gloria y palpita su misma sangre en nuestras venas. Porque con él izamos aquí por primera vez la bandera inmortal de Colombia y después, cogidos de las manos, nos llevó hasta el Perú. Porque en él fuimos los forjadores de la Patria y toda la vida seguimos soñando con él. Por eso un boyacense enemigo de Bolívar es un engendro contra natura entre nosotros. Por eso cuando nosotros oímos hablar de La Patria y vemos que se descamina o tuerce su destino, nos parece que la obra de Bolívar va a perecer y no podemos estar y nos expresamos con ese factor de emoción y pasión que nos caracteriza por la reverberación de los hechos históricos y volvemos aquí, hipnotizados por su recuerdo, al pie de sus bronces, a reparar sus ideales, a jurarle de nuevo bandera, a encadenarlo en nuestros brazos y a decirle, a gritarle que seguimos naciendo y muriendo por él”.

 

Según el ideario del Padre Reyes, ser bolivariano es defender la juridicidad contra el absolutismo y la anarquía. De la Libertad absoluta, decía Bolívar, se desciende siempre al poder absoluto, y el medio entre estos dos términos es la suprema libertad social. Es decir, ni anarquía ni absolutismo. Ser bolivariano es defender la democracia.

 

Ser bolivariano es defender la honestidad administrativa contra todo tipo de corrupción; contra los cohechos, los serruchos, los peculados y la concusión. “Moral y Luces son los dos polos de una nación”, dijo el Libertador.

 

Ser bolivariano es defender la Ley como fundamento de la LIBERTAD. Es luchar por la abolición de la esclavitud en todos los lugares del Mundo, proteger a los indígenas y luchar por la justicia social.

 

Ser bolivariano es adquirir la felicidad y la prosperidad de los pueblos con la formación de buenos ciudadanos y el estímulo a la educación pública oficial para las grandes mayorías. Para Bolívar, la educación debe formar un hombre moral, capaz de hacer justicia, respetuoso de la Ley y amante de la Patria.

 

Ser bolivariano es defender la integración de Hispanoamérica. Bolívar es el padre de la “integración en la libertad”. El Libertador pensó en la Patria Americana, pues siempre dijo: “Para nosotros la Patria es América”, nuestra enseñanza, la independencia y la libertad.

 

Ser bolivariano es buscar el entendimiento de todos los pueblos del Mundo para alcanzar la paz y el bienestar. Por ello se ha considerado como el Precursor de las Naciones Unidas, la OEA,  y de los organismos mundiales y americanos para el mantenimiento del orden y el equilibrio universal.

 

El Padre Reyes siempre ha sostenido que la vigencia y la acción del Libertador es una fuerza histórica aún presente en nuestro mundo contemporáneo. Sus ideas de igualdad, justicia social, autodeterminación, liberación de las órbitas coloniales o neocoloniales, paz, unidad en la diversidad, progreso económico, independencia cultura y libertad, son problemas más aún presentes en el mundo actual.

 

En su ideario y emoción boyacensista, el Padre Reyes siempre defiende que el ser bolivariano  se percibe con mayor profundidad en BOYACÁ, la tierra de la Libertad y de la democracia; la tierra donde el Libertador Simón Bolívar nació para la Historia de la Humanidad, pues su primer gran triunfo a nivel americano, fue la Batalla de Boyacá, que dio la Libertad de la Nueva Granada y dio el soporte para la libertad de Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia.

 

Según el Padre Reyes, el nombre de Bolívar está en la brisa y en los páramos y en las campiñas y en la mentalidad colectiva de nuestro pueblo boyacense: Como un ángel de luz que está volando por la permanencia de la Patria. Por ello, el suelo boyacense es sagrado en el campo de la Patria. Es heredad sagrada en la memoria colectiva, y amasada en las glorias colombianas. Aquí en Boyacá. el Libertador Simón Bolívar y el Ejército Libertador plantaron junto al laurel de la victoria, el nacimiento de la Patria Colombiana.

 

En Tunja y en las campiñas boyacenses flota el espíritu de Bolívar, siempre recalca el Padre Reyes. En este ambiente patriota, el Libertador amasó la Libertad de Colombia; por ello, siempre en forma permanente, Boyacá es el pedestal a la gloria de Bolívar.

 

Bolívar es el símbolo profundo de la Libertad americana contra los tiranos y la dependencia colonial; contra todo tipo de dependencias. Dice el Padre  Reyes que alrededor de la figura de Bolívar, hay batallas épicas, tempestades de gloria, banderas americanas, cumbres y hondonadas, victorias y derrotas, hombres como titanes, y en el trasfondo, la sinfonía de la LIBERTAD y de la PATRIA. Bolívar, cuya gloria nació en Boyacá, es la lucha de nuestra América que aún no acaba, pues su pensamiento es vigente en la problemática de nuestra contemporaneidad.

 

El Padre Reyes y la Catolicidad.

 

En todos sus escritos, el Padre Ernesto Reyes Sarmiento defiende la Catolicidad y  el Clericalismo, como fuerzas de afianzamiento de la tradición teocéntrica, cristiana y providencialista. Según sus sermones y discursos, la verdadera civilización solamente puede hallarse, en donde las creencias católicas unen y estrechan los vínculos sociales; donde reinan la verdad y la virtud, y están desterrados el error y el vicio; en donde la religión fomenta el amor de la amistad, de la familia y de la patria.

 

En sus estudios “Los Santuarios Marianos Boyacenses”, “Nuestra Señora del Milagro del Topo”, “San Pedro Claver y la cuestión social”; en sus estudios sobre las Diócesis de Tunja, Duitama, Garagoa y Chiquinquirá; en sus biografías y comentarios sobre ilustres prelados como Monseñor Ángel María Ocampo Berrío, Monseñor Crisanto Luque, Monseñor Augusto Trujillo Arango, Monseñor Juan Eliseo Mojica y otros sacerdotes y religiosos, cuyos comentarios los hizo en el “Boletín Diocesano”, como su Director a partir de 1948, reflejó sus ideas sobre la Catolicidad  y el Clericalismo. Le correspondió una lucha en defensa de la Iglesia en una época de violencia política y de crisis de las instituciones nacionales. Se destacan también sus estudios sobre el Congreso Eucarístico de Cali y “El problema del Protestantismo”.

 

Según las ideas del Padre Reyes, a pesar de la guerra entre los partidos políticos y la violencia que se extiende en Colombia, lo único que sostiene a la sociedad colombiana es la fe cristiana, la catolicidad y la acción evangelizadora de la Iglesia. Precisamente, la fe  cristiana es el dique fuerte y robusto que contiene las olas destructoras de la anarquía. En una época de crisis y de luchas fratricidas, la Iglesia Católica a través del Clero, es la única que mantendrá el espíritu cristiano que se encuentra incrustado en forma muy profunda en el pueblo colombiano, desde hace más de cuatro siglos.

 

En sus sermones y discursos, el Padre Reyes criticó a los comunistas del mundo que atacan a la religión; a los liberales radicales que luchan contra la Iglesia; a los protestantes y a todas las personas que tienen otras creencias religiosas y que las manifiestan en un pueblo como Colombia, que es católico en su mayoría.

 

Para la defensa de la Iglesia y el Clero, el Padre Reyes utiliza el método apologético, que expone las pruebas y fundamentos de la verdad de la religión católica; demuestra el valor del hecho religioso, asimismo defiende a la Iglesia Católica fundada por Jesucristo. Critica el ateísmo, el materialismo, el comunismo, el libertinaje, la masonería y demás movimientos que atacan la religión cristiana. Todos sus argumentos los hace en sentido polémico. El Padre Reyes aúna en sus polémicas cristianas y clericales, el ideario bolivariano, que refleja en su libro “Bolívar y la Religión”. Asimismo, en sus estudios sobre la participación del Clero Colombiano en la vida nacional a través de la Historia: El Clero en la Independencia, el Clero en la Historiografía, el Clero en la Acción Social, el Clero en la Vida Política, el Clero en la Educación, etc. Según sus planteamientos, el Clero en Boyacá ha contribuido a formar una mentalidad  religiosa profunda, ejemplo para Colombia. No concibe la vida política y educativa del pueblo colombiano, sin la relación muy estrecha y directa con la acción de la Iglesia Católica.

 

En su actividad eclesiástica, el Padre Ernesto Reyes Sarmiento hizo obras que son de gran trascendencia para la Historia de la Iglesia en Boyacá: La devoción a Nuestra Señora del Milagro, Patrona de la Arquidiócesis de Tunja; la restauración y embellecimiento del Santuario del Topo, una joya colonial del siglo XVIII; la construcción y restauración del Templo patriótico- religioso de Sochaviejo; la petición para la creación de la Parroquia del Puente de Boyacá y la construcción del templo patriótico religioso en el Altar de la Patria.

 

El Padre Reyes fue designado Capellán del Monasterio de las Concepcionistas, en enero del año 1937; desde entonces se dedicó con todo entusiasmo a difundir en Tunja, en Boyacá y en Colombia, la devoción a Nuestra Señora del Milagro. “Patrona de la ciudad de Tunja”, de la Arquidiócesis de Tunja y de la Fuerza Aérea Colombiana, venerada en la Iglesia de El Topo. El Padre Reyes dio brillo a la devoción a la Virgen del Milagro del Topo, con su oratoria mariana, considerada como una de las más grandiosas y emotivas en Boyacá; asimismo, con sus permanentes contactos con las instituciones municipales, departamentales y nacionales, en sus altos cargos académicos como Presidente de la Academia Boyacense de Historia y presidente de la  Sociedad Bolivariana de Boyacá en varias oportunidades. Con su dinamismo eclesiástico, restauró  y embelleció el Santuario de El Topo, una joya de la arquitectura colonial del siglo XVIII: Restauró el frontis, cambió el piso de la Iglesia, la embelleció con un estilo y ornamentación preciosa, que ha sido considerada como una de las más bellas de Tunja. Arregló el lugar de acceso al Santuario, instaló la verja de estilo francés y decoró el Santuario, con la asesoría del Maestro Luis Alberto Acuña.

 

El 23 de diciembre de 1963, por petición del Padre Reyes, el Santuario del Topo fue declarado Monumento Nacional por el Presidente Guillermo León Valencia. Su Santidad Juan Pablo II, teniendo en cuenta la solicitud del Señor Arzobispo Monseñor Augusto Trujillo Arango, dio el Rescripto Pontificio para la Coronación Canónica de la Virgen del Milagro, El 15 de Junio de 1980, en la conmemoración del centenario de la Arquidiócesis de Tunja, en ceremonia solemne en la Plaza de Bolívar fue coronada canónicamente Nuestra Señora del Milagro como Reina y Patrona de la Arquidiócesis de Tunja. La multitud  tunjana y de numerosos pueblos boyacenses, con flores, palomas y pañuelos blancos del regocijo acompañaron este acto solemne, que fue preparado y organizado por el Padre Ernesto Reyes Sarmiento. Destacamos la acción del Señor Arzobispo y del Priosto Don Hipólito Cardozo Pinto.

 

Otra obra grandiosa del Padre Ernesto Reyes Sarmiento en Boyacá es la reconstrucción del templo patriótico-religioso de Sochaviejo, su pueblo natal, una de las más bellas joyas arquitectónicas de la Provincia de Valderrama. En este templo histórico ocurrió el acto heroico de las gentes de Socha que se desvistieron y entregaron sus ropas al Ejército Libertador. Siendo Presidente de la Sociedad Bolivariana de Boyacá y con aportes económicos del Gobierno Departamental, Municipal y de las sociedades Bolivarianas de América, culminó esta obra en el año 1983, como un homenaje al Libertador en el Bicentenario de su nacimiento.

 

En el año 1957, por solicitud del Padre Reyes, la Academia Boyacense de Historia pidió al Señor Obispo de Tunja, la creación de la Parroquia de El Puente de Boyacá. Mediante el decretó No. 445 del 8 de diciembre de 1963, el Señor Obispo Ángel María Ocampo erigió la Parroquia de El Puente de Boyacá, bajo la advocación de San Miguel Arcángel y como  Patrona  a Nuestra Señora de las Victorias. Su primer párroco fue el Padre Antonio Sabogal.

 

Posteriormente el Padre Ernesto Reyes Sarmiento propuso la construcción del Templo patriótico- religioso en el Puente de Boyacá, con motivo de la programación de las obras y actos conmemorativos para la celebración del Sesquicentenario de la Batalla de Boyacá en el año 1969. Este templo histórico fue aprobado por la Comisión del Sesquicentenario encabezada por el Presidente de la República Dr. Carlos Lleras Restrepo. En la década de los Ochenta se inició la construcción del templo, con diversos problemas para su financiación, a pesar de los esfuerzos del Padre Ernesto Reyes Sarmiento, su gestor e impulsor, y de los curas párrocos Pbro. Héctor Díaz Díaz y Pbro. José del Carmen Moreno Rodríguez; y en especial de los feligreses de la Parroquia de El Puente de Boyacá. Esta grandiosa obra, que algún día se culminará, fue impulsada con frenética pasión patriótica por el Padre Reyes Sarmiento.

 

Otro aspecto que debemos señalar en sus polémicas católicas, bolivarianas, boyacensistas e históricas, es su pasión política conservadora, alrededor del Laureanismo. En su estudio “La Sombra de Laureano Gómez” considera que este ideólogo conservador, estadista y gran líder de los colombianos, es la personalidad más grande en Colombia contemporánea. Sus ideas sobre el orden, la tradición y la catolicidad, son las fuerzas ideológicas y espirituales que deben en rutar el pensamiento tradicional y teocéntrico de los colombianos. Bolívar y Laureano son los dos pilares de la nacionalidad colombiana, según sus ideas expresadas en los discursos, sermones, escritos periodísticos e intervenciones diversas. Otros personajes que son de su predilección ideológica son: El Descubridor de América Cristóbal Colón, el Doctor y General Próspero Pinzón, su Señoría Cayo Leónidas Peñuela y los Obispos y Sacerdotes de su generación y otros.

 

Reflexiones Finales

 

El ideario del Padre Ernesto Reyes Sarmiento es la expresión colombiana de la mentalidad teocéntrica y tradicional que se ha defendido en Colombia e Hispanoamérica desde “Hace más de cuatro siglos y medio. El Padre Reyes sintetiza el ideario bolivariano, unido a la boyacensidad, en la comarca, corazón de Colombia, en cuyos campos culminó la Independencia en defensa de la Libertad y las instituciones republicanas.

 

Sus ideas, sentimientos, opiniones y actitudes son expresadas en esta obra “ESCRITOS SELECTOS”, en la cual expresa su pensamiento bolivariano, su boyacensidad y patriotismo, su republicanismo y su interés por supravalorar las gentes ilustres de Boyacá y el Clero de esta comarca. Sus estudios sobre Tunja, Sochaviejo, Santa Rosa de Viterbo, Tenza, Sutamarchán y otros, son la expresión de la Historiografía regional y romántica, con las bases sólidas sobre la presencia de la provincia boyacense en la vida nacional. La Academia Boyacense de Historia expresa su reconocimiento a la Doctora Vicky  Colbert de Arboleda, Sobrina del Padre Reyes y a su distinguido esposo el Dr. Jairo Arboleda por su interés y el apoyo brindado para la publicación de esta obra, en homenaje a uno de los exponentes más representativos de la Cultura Boyacense en nuestro mundo contemporáneo.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2017 Javier Oampo López Ph.D

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now